Conoce las consecuencias de los ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos es una enfermedad que afecta a cada vez más mujeres en el mundo. La mayoría de las veces se diagnostica entre los 20 y 30 años, pero puede afectar a jóvenes adolescentes e incluso a mujeres adultas. Y se estima que 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva es afectada por este síndrome.

Esta enfermedad se caracteriza por la secreción excesiva en los ovarios de hormonas masculinas, lo que produce un desequilibrio hormonal grave. Los síntomas a menudo comienzan cuando se inicia la menstruación y hasta el momento se desconocen las causas.

Según el doctor Carlos Rencoret, ginecólogo de la Clínica Lo Curro, “este incremento de testosterona se relaciona con un aumento en la proporción de la hormona luteinizante (LH) por sobre la folículo-estimulante (FSH), lo que impide que el ovario ovule mes a mes como debiera”. La consecuencia inmediata es que éste se llena de “quistes”, que en realidad son folículos inmaduros incapaces de ovular, lo que dificulta el embarazo.

El Síndrome de Ovario Poliquístico afecta el ciclo menstrual, la fertilidad, las hormonas, la producción de insulina, el corazón, las vías sanguíneas y la apariencia física de las mujeres que lo sufren. Muchas veces se confunde con otro tipo de desajustes. Sin embargo, es de suma importancia diagnosticarlo a tiempo, para así evitar que se compliquen otro tipo de enfermedades.

El doctor Rencoret afirma que “el paso más importante consiste en diagnosticarlo, ya que el hecho de recibir un tratamiento adecuado reduce las probabilidades de que los pacientes desarrollen efectos secundarios o colaterales graves”.

SÍNTOMAS
1. Amenorrea secundaria: Corresponde a la ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más periodos menstruales normales durante la pubertad.

2. Periodos menstruales irregulares: Estos pueden ser intermitentes y pueden ser desde muy ligeros hasta muy abundantes.

3. Aumento del vello corporal: Las mujeres con ovarios poliquísticos tienden a tener un aumento en el crecimiento del vello que crece en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.

4. Presencia de Acné: Este mal que se suele confundir con un problema hormonal y común en la adolescencia, también es común en personas que tienen ovario poliquístico. Es así como manifestarán acné en la cara, tórax o espalda.

TRATAMIENTO
A pesar de que el síndrome de ovario poliquístico no tiene cura, esta afección se puede tratar. Los especialistas recomiendan diversos métodos para apaciguar los síntomas dependiendo de cada paciente y del momento reproductivo de cada mujer. Los más usuales son:

1. Pastillas anticonceptivas: Los anticonceptivos pueden regular el ciclo menstrual, reducir los niveles de hormonas masculinas, y ayudar con el acné. Sin embargo, no curan el síndorme de ovario poliquístico, y el ciclo menstrual se volverá anormal al dejar de tomarlas.

2. Medicamentos para la diabetes: La Metformina, un medicamento utilizado habitualmente para el tratamiento de la diabetes tipo 2, también ayuda con los síntomas del síndrome de ovario poliquístico, debido a que disminuye la producción de testosterona. Reduce el crecimiento de vello y puede regular la ovulación después de unos meses de uso.

3. Alimentación equilibrada: Mantener un peso saludable ayuda a manejar los síntomas del ovario poliquístico, puesto que la obesidad es común entre las mujeres que sufren de esta patología. Una dieta sana y actividad física permitirán disminuir los niveles de glucosa obligando al organismo a utilizar la insulina eficientemente. La pérdida del 10% de peso puede ayudar a regularizar el ciclo menstrual.

Fuente: Biut.cl

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*