Vientre de alquiler en Chile: ¿Por qué no es legal?

Alquilar un vientre para permitirse ser madre o padre no es una idea tan lejana. Famosos como Ricky Martin y Kim Kardashian han optado por esta opción ya sea por problemas médicos o porque simplemente querían experimentar lo que es tener hijos.

Por vientre de alquiler se entiende que es “el procedimiento mediante el cual una pareja o personas individuales, que son incapaces de sostener un embarazo, solicitan a una tercera que les permita usar su vientre como medio para el desarrollo del embrión”, explica el doctor Mauricio Mondión, ginecólogo obstetra de SGFertility.

En nuestro país esta opción aún no es legal. Pero según consigna La Segunda, el diputado PPD Miguel Ángel Alvarado presentó un proyecto de ley para que tanto parejas homosexuales como heterosexuales puedan optar a un vientre de alquiler, a través de una “madre subrogante” que tenga mínimo 25 años y un máximo de 45.

Uno de los argumentos que presentó Alvarado para este proyecto, es que según estudios, “del total de mujeres en edad fértil (de entre 15 y 44 años) se puede estimar que unas 411.554 podrían presentar infertilidad y hasta 158.290 de ellas sufrirían una infertilidad de larga duración en su vida de pareja”, detallan en el mismo artículo.

Sin embargo habrá que esperar para saber qué ocurre con la iniciativa, debido a que el político dejará la Cámara por haber perdido la elección en noviembre, y otro parlamentario deberá retomar la propuesta en marzo.

¿Por qué no es legal arrendar un vientre en Chile?

Según el doctor Mondión, el problema de alquilar un vientre en nuestro país es que “al día de hoy la ley define que la maternidad está dada por el parto, es decir, la madre legal de un recién nacido es quien tiene el parto o cesárea y así queda consignado en el Certificado de Parto. Por lo tanto, las parejas chilenas que necesitan o quieran utilizar este método, deben recurrir al extranjero y ahí buscar una mujer que pueda gestar durante 9 meses”.

Es importante remarcar que según Mauricio, las principales causas por las que se podría optar a un vientre de alquiler serían:

–Ausencia congénita del útero de la mujer (Síndrome de Rokitanski)

–Ausencia quirúrgica (haber sido previamente sometida a una histerectomía por placenta acreta en un parto anterior, por ejemplo)

-Si tiene un útero que tenga alteraciones severas (sinequia uterina total)

Fuente: Isa Luengo para BIUT.cl

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*