Le pedían que hiciera dieta: Mujer tenía quiste de 22 kilos en un ovario

Kayla Rahn wasn't pregnant. She didn't even have a "food baby." What the 30-year-old did have was a 50-pound ovarian cyst, and though it's been successfully removed, questions linger about how it went undetected for so long.

Kayla Rahn estaba aburrida de su sobrepeso, por lo que el año pasado decidió ponerse a dieta, motivada también por sus médicos. Pero pese a sus esfuerzos, la mujer de Montgomery, Alabama (EE.UU.), seguía ganando kilos y de hecho muchas personas le preguntaban si estaba embarazada de gemelos.

Asimismo, Kayla sufría de persistentes problemas y malestares en su área abdominal, que la limitaban en su rutina diaria. “Ni siquiera podía caminar a mi auto sin perder el aliento”, relató la mujer de 30 años a N

En mayo pasado, sus molestias se hicieron insoportables, por lo que la madre de Kayla la llevó al servicio de urgencia del Hospital Jackson. Allí, después de una serie de exámenes, los médicos dieron con un diagnóstico. “Sabía que algo andaba mal”, sostuvo la mujer, a quien le encontraron un enorme quiste en uno de sus ovarios.

“El diagnóstico técnico es cistoadenoma mucinoso. Es una condición benigna”, explicó el gineco obstetra Gregory Jones. Kayla fue llevada de inmediato a cirugía, en la que le fue removido un gigantesco quiste de 22 kilos de peso. “Fue uno de los más grandes que he visto o extirpado”, sostuvo Jones, quien agregó que estaba muy feliz de que la operación hubiera salido bien.

Tras la intervención, la vida de Kayla ha cambiado por completo. Sin embargo, su caso la motivó a animar a las mujeres a “escuchar” a sus cuerpos cuando creen que algo no está bien. Lo mismo opinó su médico, quien afirmó que son los propios pacientes los que deben insistir con los especialistas, cuando algún tema de salud los inquieta.

Fuente: Emol.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*