Conmoción por ensayo clínico con viagra que terminó con 11 bebés fallecidos

El viagra, o sildenafil, nombre del compuesto tras la popular píldora azul, trabaja dilatando los vasos sanguíneos y aunque su uso original era para tratar la disfunción eréctil en hombres, pronto comenzó a prescribirse también para tratar la presión arterial alta.

Bajo ese precepto, científicos del Centro Médico de la Universidad de Amsterdam (Holanda) decidieron, como parte de un ensayo clínico, suministrar este medicamento a 93 mujeres embarazadas, cuyos bebés habían experimentado un crecimiento severamente limitado en el útero.

La idea era que el fármaco mejorará el flujo sanguíneo a través de la placenta, una técnica que se había probado exitosamente en ratones, en la fase previa de la investigación, según publicó el diario holandés De Volkskrant.

Sin embargo, 17 de los bebés presentaron problemas pulmonares, 11 de los cuales finalmente murieron. Expertos creen que la droga provocó una alza de las presión arterial de los pulmones, lo que hizo que los bebés recibieran muy poco oxígeno.

Además, los médicos ahora temen por la salud de otros 15 recién nacidos, cuya situación también es incierta.

El estudio, que se estaba llevando a cabo en 10 hospitales de Holanda, finalmente fue cancelado.

En otras 90 mujeres de un grupo de control que tomaron un placebo, sólo tres bebés desarrollaron problemas pulmonares, pero ninguno de ellos murió.

Fuente: La Tercera

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*