Colegio de Matronas y Matrones: “Por la vía de la presión se pretende vulnerar nuestros espacios laborales”

El Colegio de Matronas y Matrones de Chile llama al Gobierno y al Ministerio de Salud a no dejarse amedrentar por el paro anunciado por las enfermeras a lo largo del país, supuestamente programado para mañana martes, señalando que derogar la Norma Administrativa N°21, como lo ha pretendido la Contraloría, es un “verdadero atentado a la salud pública”.

Así lo advirtió esta mañana la presidenta nacional de la Orden, Anita Román, quien dijo que “lo que ha hecho la Contraloría es torcer la especialización de la matronería, que no surge al azar ni menos en el último tiempo, es una labor que se desarrolla desde hace 184 años, cuando se crea la carrera y cuyo aniversario es el próximo 31 de agosto”.

“Éste, que tendría que ser el mes de la matronería, el mes dedicado a fortalecer la profesión y destacar los valores que nos mueven como gremio, lo hemos tenido que dedicar a seguir defendiendo más que nunca la labor que ejercemos en cada hospital, cada CESFAM, cada centro y unidad de Ginecología, Obstetricia y Neonatología”, dijo la dirigente.

Román añadió que “el análisis que han hecho abogados, especialistas y hasta parlamentarios es que la Contraloría se excede en sus funciones, fija una forma de gestionar los centros de salud, impidiendo la especialización. Hay que decirlo, las enfermeras y enfermeros no tienen la especialización necesaria para suplir las funciones de matronería”.

“Es más, el dictamen quita el rol histórico del control de la patología de las matronas y matrones, y se las entrega a las enfermeras. Por tanto, en medio de un parto, lo más probable que, ante una emergencia, se perderán valiosos minutos esperando que llegue una enfermera, lo que es un riesgo serio de secuelas e incluso muerte para los pacientes”, puntualizó.

La presidenta de las matronas y matrones sostuvo que “por la vía de la presión se pretende vulnerar nuestros espacios laborales, para así ampliar los puestos de trabajo, cuando el problema se genera por la alarmante sobreoferta de profesionales de enfermería y los escasos cupos laborales”.

“Ceder a las presiones de las enfermeras y enfermeros, permitiendo acatar lo que dice la Contraloría, sería un atentando a la salud pública. Nosotros seguiremos defendiendo la profesión y no escatimaremos en esfuerzos para ello”, concluyó Anita Román.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*