Relacionan uso de productos de belleza con posibles daños a la fertilidad femenina y el cáncer de mama

¿Pueden los productos que usan cotidianamente muchas mujeres provocar algún daño serio en su salud? Un estudio indica que esto sí podría ocurrir y apunta como culpable a la presencia de componentes químicos en su elaboración.

Maquillajes y protectores solares son algunos de los artículos de cuidado personal que podrían perjudicar a las mujeres, según el reciente estudio de la Universidad George Mason (de Virginia, EE.UU.), en el que se halló una relación entre los productos químicos presentes en ellos, como parabenos, benzofenonas y bisfenol A, con cambios en las hormonas reproductivas.

Cabe señalar que los parabenos son usados en varios productos de belleza e higiene como conservante, para evitar el desarrollo de hongos y bacterias. Por otro lado, las benzofenonas se utilizan como filtro para las radiaciones UV y el bisfenol A (conocido como BPA) se usa en la fabricación de plásticos -como los envases de champú, entre otros-. Para conocer los posibles efectos que tiene el uso de productos que contienen estos químicos, el equipo de investigadores analizó muestras de orina de 143 mujeres de entre 18 y 44 años, que no usaban anticonceptivos hormonales ni padecían problemas de salud crónicos.

De esta manera, descubrieron que las mujeres, cuyas muestras arrojaron la presencia de los productos químicos antes mencionados, tenían a su vez cantidades anormales de hormonas como estrógeno y progesterona, señalaron los responsables del estudio publicado en Environment International.

Los desequilibrios de ambas hormonas están vinculadas a distintos problemas como fibromas uterinos (tumores benignos), hiperplasia (aumento del volumen del endometrio), ciclos menstruales irregulares y hasta un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

“Este estudio es el primero en examinar mezclas de sustancias químicas ampliamente utilizadas en productos de cuidado personal, en relación con las hormonas en mujeres sanas en edad reproductiva”, dijo la autora principal de la investigación, Anna Pollack, quien es profesora asistente de Salud Global y Comunitaria en la Universidad George Mason. “Lo que debemos sacar de este estudio, es que es posible que debamos tener cuidado con los productos químicos en los productos de belleza y de cuidado personal que utilizamos”, agregó.

Fuente: Emol.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*