Salud: Preocupante incremento de sífilis en Chile

En el año 2010 hubo 3.372 casos nuevos de sífilis; el año pasado se llegó a 5.961. Ahora, en los primeros seis meses de este año ya suman 3.003. Un 6% más que el año pasado en este mismo período, cuando se habían detectado 2.841 casos nuevos.

Así lo revela el Boletín Epidemiológico que elabora el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud que publicó el número de casos nuevos desde el 01 de enero al 30 de junio de este año.

La sífilis es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) causada por una bacteria y que puede afectar el área genital, labios, boca o ano

Según la distribución por edad, el grupo de 15 a 49 años representa el 82% del total de casos de sífilis, concentrando el mayor riesgo entre los 20 y 39 años, el grupo que presentó la mayor tasa de incidencia en el país: entre los 20 y los 24 años la tasa fue de 33,7 por cada cien mil habitantes, entre los 25-29 años la tasa sube a 38,5 por cada cien mil y se reduce de nuevo entre los 30-34 años a 32,8 por cada cien mil personas.

Al igual que los casos de gonorrea, son los varones los que llevan la delantera, concentrando el 65% de los casos.

Por región, las mayores tasas de incidencia están en Tarapacá, Antofagasta, O’Higgins y Metropolitana.

En los últimos años esta infección de transmisión sexual (ITS) venía estabilizándose y el año pasado quebró esta tendencia, aumento que continúa este primer semestre y principalmente entre los jóvenes de 20-39 años.

Para ambas enfermedades, la autoridad insiste en que la más eficiente medida de prevención es el uso correcto del preservativo en todas las relaciones sexuales, incluyendo las prácticas de sexo oral y anal.

A juicio de la ginecóloga infanto-juvenil de Clínica Universidad de Los Andes, Cecilia Goity, hay dos factores que explican el aumento en de los casos de esta enfermedad: más conciencia que lleva a realizar más exámenes y el bajo uso de preservativos.

“Hoy hay más conciencia de las ITS y por lo tanto, se hacen más exámenes de detección y hay más conciencia. Había un subdianóstico, pero ahora uno ofrece la posibilidad de realizar el examen y ya no miran con cara de no y aceptan. Respecto de los preservativos, su uso es muy bajo. Hoy los jóvenes tienen una monogamia seriada, no son infieles, pero cambian de pareja muy rápido, usan anticonceptivos para no embarazarse pero no se preocupan de las ITS”, dice la especialista.

Jeannette Dabanch, infectóloga y coordinadora del Comité de Enfermedades Emergentes de la Sociedad Chilena de Infectología, dice que en las infecciones sexuales, cuando se adquiere una enfermedad aumenta el riesgo de infectarse con otras también porque la secreción genital no es nicho de una sola enfermedad. “Las lesiones ulceradas como herpes por ejemplo facilitan la infección de VIH”, dice.

“La sífilis se conoce como la gran imitadora. Tiene múltiples formas de infección, además un porcentaje importante de la población no va a tener ningún síntoma asociado por lo que es más difícil de detectar. Todavía es sensible a la penicilina y muchas veces funciona con una sola dosis. El problema es que un porcentaje tiene sífilis latente, es decir, tiene la bacteria pero no se manifiesta”, señala Dabach.

¿Cómo son los síntomas?

La primera vez que una persona se infecta con sífilis aparece un chancro, una lesión de mal aspecto pero indolora y que surge en el lugar por donde ingresó el germen hace aproximadamente tres semanas. “Como no siempre es una zona en la que se vea, a veces la lesión pasa y no se dan cuenta. A los tres meses puede ocurrir una reacción a sífilis secundaria”, señala Goity.

Por lo general, la sífilis se trata con penicilina aunque también existen otros antibióticos. Pero una vez tratada la infección, si la persona no se cuida, puede volver a infectarse de nuevo.

Fuente: Reportaje de Cecilia Yáñez para La Tercera

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*