Denuncian que dictamen alteraría derecho de trabajadoras a dar alimento a sus hijos e hijas

En medio de una nueva conmemoración del Día del Trabajo, el Colegio de Matronas y Matrones de Chile denunció un reciente dictamen de la Dirección del Trabajo, que a su juicio podría estar conculcando el derecho de las mujeres de proporcionar una adecuada alimentación a sus hijos e hijas menores de dos años, si ellas optan por entrar más tarde o salir más temprano de su lugar de empleo, pero que a la vez deciden usar sus hogares y no las salas cuna para el cuidado de sus guaguas.

Para la presidenta del gremio, Anita Román, “estamos frente a una resolución legal que categoriza a las mujeres según los criterios de maternidad, dividiendo en aquellas que optan por las diversas alternativas para acceder a este derecho. La ley otorga a lo menos una hora para alimentar a menores de dos años y ofrece tres opciones: amamantar en cualquier momento del día; dividiéndolo en dos porciones o alterando la hora de entrada o salida, según se acuerde con el empleador.”

“En los primeros dos casos, las mamás tienen opción a pago de locomoción y a extender esta hora en función del traslado del trabajo a la sala cuna y viceversa, pero en la tercera opción, cuando se altera la hora de ingreso o salida, solo pueden acceder las madres trabajadoras que tienen a su hijo en la sala cuna, no en su hogar o lugar distinto. No entendemos esa discriminación y no sabemos qué derecho le da a este organismo a decidir qué es mejor para un niño o niña”, agregó Román.

El documento, que firma el Director Nacional del Trabajo Mauricio Peñaloza Cifuentes, a petición de una gerenta de personas de una empresa privada, establece que esta regla no es aplicable aunque la madre trabajadora tenga su hogar cerca de la sala cuna o de su lugar de trabajo. Es más, la recurrente argumenta que pagar ese pasaje o calificar como horas trabajadas el periodo extra de traslado sería constitutivo de “enriquecimiento” de dicha madre.

“Es decir, para optar al mismo beneficio de sus compañeras, esa mamá está obligada a usar la sala cuna, aunque el niño esté enfermo, con alguna patología o ella considere que un mejor cuidado es con un familiar en su vivienda particular. Lo otro, optar por su casa, sería un abuso porque se enriquece sin motivo. Esto es inaudito y no se condice con los derechos elementales de la mujer trabajadora y el libre ejercicio de la maternidad y del cuidado de los hijos”, agregó la presidenta del Colegio de Matronas y Matrones.

Anita Román anunció un estudio en derecho por parte de los abogados del gremio y que presentarán los antecedentes tanto a la Ministra de la Mujer, Isabel Plá, como del Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, para que haya una reconsideración de este dictamen por parte del Gobierno, o explorar la posibilidad de un cambio legal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*